sábado, 13 de diciembre de 2008

ELDA-PETRER

ELDA-PETRER

Por Ramón Fernández Palmeral


UN METAPUEBLOS: ELDA-PETRER


Elda y Petrer no son un megapueblo sino un metapueblo de siameses unidos por el estómago y con dos cabezas dirigentes, es decir, dos ayuntamientos que aunan una población conjunta de unos 88.000 habitantes. Dos cuerpos unidos por la columna vertebral del valle del Vinalopó, compartiendo la piel de las calles que se diluyen unas con otras, sin saberse ya qué calle es de un pueblo o cual del otro. Son como salcillos o pendientes en la oreja de una mujer/valle, gemelos en los puños de una camisa, uno sin el otro andarían cojos, perdidos, enemistados, pero como es una realidad, ellos, saben que están condenados a entenderse, de lo contrario sería quedarse ciegos mirándose el propio ombligo. Dos pueblos que se han unido como dos órganos vivos, dos células para formar un solo cuerpo grande y fuerte. Poco a poco como dos manchas de aceite que, vertidas de los barriles de sus respectivos castillos, se han unido furtivamente en un abrazo de Romeo y Julieta (los más perspicaces de preguntarán quien es Romero y quien es Julieta) se encontraron y abrazaron en el valle del Vinalopó. Se han unido en los servicios. Por ello el sábado 27 de enero de 1973 (hace 25 años), como amantes que no se soportan, se creó, en el régimen franquista, la Mancomunidad de Servicios Elda-Petrer o como también le llaman “La firma del armisticio”, que presidió el gobernador civil Mariano Nicolás, junto a Luis Nozal y Manuel Mazón. Los alcaldes eran Antonio Porta, de Elda y Pedro Herrero de Petrer.

Rafael Coloma Payá escribe en la página 224 de su libro Viaje por tierras de Alicante (1957), que: "Elda persigue a todo trance anexionarse a Petrer. Pero Petrer se resiste tesonero, acorralado, como los moros sittiados del castillo de Pop, a perder su libertad. El término municipal de Petrer es dos veces y pico mayor que el de Elda. Pero Elda le triplica en habitantes. Su industria zapatera -de señora nada más y en clase fina- demanda brazos. Y entonces afluyeron a bandadas los manchegos. Se cuenta que por 1900 se descolgaron media Almansa a Elda. Inmigran de Yecla, Bonete, la Roda Y villarrobledo, principalmente. En una de las calles de Elda hay un barrio entero de bonotenses. Así creció Elda lo que creció".

¿Quién los unió en este destino primigenio?, algunos dicen por dicho que más vale solo que juntos, pero esto no es cierto porque la unión hace la fuerza, y a ellos no le ha ido mal del todo. Entre ellos sólo queda el límite invisible del trazado ajedrezado de sus calles, en lo que se llama barrio de La Frontera, una línea en acordeón de barrios que se hermanan como células más que separarse con una extraña simbiosis urbanística casi única en la España de los años sesenta. Comparten el mismo sol y el mismo aire, el mismo río; en las calles y avenidas, una acera puede ser de Elda y la otra de Petrer como la Avenida del Mediterráneo, Avda. Madrid o la calle Pizarro. Comparten órganos, comparten el aliento del aire que da oxigeno sin discriminación, y, las abejas no saben de quienes son las flores de un tomillo de un naranjo, el río no sabe que pasa por dos pueblos, las montañas no saben que tienen nombres… Sin embargo, a pesar de esta entelequia metafísica, suertes de esta unión, antes no fue así, sino que tuvieron sus pleitos fronterizos, y un eldense no quería ser confundido con petrerense, porque cada uno tiene su propia historia, sus castillos y cuartelillos, sus escudos propios aunque bajo la misma corona real. Elda podría considerarse el hermano mayor de Elda, porque le supera en cerca de 20.000 habitantes.

Menos mal que los eldense y petrerenses de estos tiempos de globalización han comprendido que el espíritu de cooperación y amistad, más que buena y soportada vecindad son la mejor herramientas para caminar hacia el futuro. He hecho en el Ayuntamiento de Elda me dieron un plano común de las dos villas.

A pesar de esta Mancomunidad cierta y real, y debido a su división municipal y territorial, prefiero presentarlos independientemente, aunque aquí aparezcan unidos como miembros de unas misma familia, porque tampoco se pueden estudiar separados. Es más lo que comparten que lo que les separa. A pesar de todo se vigilan como hermanastros, Elda es castellanohablante y Petrer es valencianohablante, pero en cuando se les separa se sientes celosos, dolidos, ¿y yo, me pregunta Petrer, dónde quedo? Y yo le respondo: en su momento te visitaré.
Noticas de Petrer, páginas web Petreraldia.com

ELDA

Elda: pastel de guinda, se encuentra situado en el Vinalopó Medio en el llamado valle de Elda, casi en el centro geográfico de la provincia de Alicante, su término municipal es de 44.86 kilómetros cuadrados, limita al norte con Sax, al su con Monóvar y Novelda, y al oeste se une con Petrer. Altitud media de 400 metros de altitud. Tiene 56.000 habitantes en el censo del 2004, su gentilicio es eldenses.



SERVICIOS CULTURALES

Elda posee todos los servicios de una ciudad, de hecho, por el número de habitantes es más grande que algunas capitales de provincia españolas. Existen Centros médicos. Tres bibliotecas y una agencia de lectura. Nos referimos a la Biblioteca de la Casa de Cultura, Biblioteca Padre Manjón, Biblioteca José Capilla y Agencia de Lectura Plaza de España. Todas están integradas en la Red de Bibliotecas de la Generalidad Valenciana. Y el Centro Cívico Juvenil. Teatro Castelar. Museo del Calzado. Arqueológico. Numerosas instalaciones deportivas.


Literarios

La Concejalía de Cultura convoca Premio de Cuentos “CIUDAD DE ELDA”, dirigido a la promoción de buenos narradores en lengua castellana. Para el ganador absoluto, 1.800 euros y la publicación de su cuento. Un accésit de 700 euros.

Premio de cuentos de Elda. Y premios de poesía.

En la novela La Gaviota de Fernán Caballero, aparece un personaje que se llama el marqués de Elda.


Pintura

La comparsa Huestes del Cadí celebra cada año el concurso de mini cuadros del 25 por 25 cents., como máximo, con suculentos premios, ahora en la sala de exposiciones del Museo del Calzado, antes en la Casa de Cultura. El que esto escribe concursó varios años, sin éxito alguno, creyendo que era llegar y besar el santo, cuando presentaba arte figurativo tocaba abstracto, y cuando mandaba abstracto tocaba figurativo. Luego me di cuenta que uno no puede ir al gusto de los jurados sino al gusto de uno mismo y se acabó. Pero la verdad es que yo no quiero reconocer es que soy muy mal pintor. El tamaño reducido de los cuadros es un aliciente para los concursantes, y en la última convocatoria XXVII he ido que llegaron casi 2.000 cuadros a concurso.

Este concurso es muy engañoso, uno cree que porque el cuadros son mini, la posibilidades son máximas, y no es así, las posibilidades son mínimas.




FIESTAS Y TURISMO

Durante el mes de septiembre se suceden las Fiestas Patronales Mayores de los Santos Patronos, La Virgen de la Salud y el Cristo del Buen Suceso y las Fallas. Semana Santa. Romería San Crispín como homenaje a los Patronos: San Crispín y San Cipriano. Las Fiestas de Moros y Cristianos se celebran durante la primera quincena del mes mayo, com puesto de cinco bandos cristianos: Contrabandistas, cristianos, estudiantes piratas y zíngaros; y cuatro bandos moros: Huestes del Cadí, marroquíes, musulmanes y realistas.

En junio se celebra San Antón.



Gastronomía

Platos típicos eldense son: Fasegures, Fandango, Ajo y leva, Gazpacho de pollos, arroz con conejo y caracoles. Son famosos los restaurantes Idella Carretera Antigua Madrid-Alicante, km.378. Fayajo y Jardines con salón de bodas para 500 comensales. Restaurante arrocería Club de Campo en Avda. del Mediterráneo. No hay que olvidar la alta repostería artesanal de Paco Torreblanca autor de la receta pastel de la boda real, que se elabora diariamente aunque se llama “Ginduja Real” le han pedido permiso a la Casa Real para bautizar el pastel como el de los príncipes «Felipe y Letizia». Es un pastel de guindas. Aunque se elaboró en un obrador de Pamplona con la receta de Torreblanca. Os voy a dar la dirección web de tienda on line de su «Pastelería Totel» en Elda que sirve a todo el mundo, pero por favor, no lo divulguéis, que sea nuestro secreto: Torreblanca.net


Turismo

Mi impresión turística de Elda es buena, pero falta información, no hay carteles que indiquen la Oficina de Información y Turismo como sucede en Novelda. ¿Hay Oficina de Información y Turismo en Elda? ¿Dónde está el libro que me cuente sus historia, los números de teléfonos de emergencia, guías turísticos, industrias y servicios. ¿Qué ofrece al turista además del Museo del calzado?

El Museo del calzado, en plaza FICIA o Avenida Chapí 32. El Museo del Calzado ocupa una superficie de más de 2.000 m2. Cuenta con una de las mejores colecciones de zapatos históricos, reproducciones fidedignas de zapatos imposibles de conservar (ejemplares asirios, suelas mesopotámicas, sandalias romanas...) distribuidas en cuatro salas de exposición permanente. Cuenta también con una sala de exposiciones temporales. Una parte dedica al cante Pedrito Rico.

El Museo Arqueológico Municipal se encuentra en la primera planta del edifico de la Casa Cultura, abre los sábados por la mañana. La colección es propia de los yacimientos de las zonas de iberos, romanos, visigodos, árabes...

A los que visitan Elda les recomiendo que no se pierdan entrar al interior de la iglesia de Santa Ana, me da la impresión a ojo de buen cubero, que tiene una de las cúpulas de mayor diámetro del Vinalopó. Como la forma del templo es de cruz latina, cuando uno está bajo ella uno siente escalofríos de pavor ante la grande divinidad, los rayos solares calientan los altares e ilumina los santos.

El Concejal de turismo y cultura es don Carlos Guillermo Ortuño (PSOE).

Hay una página en Yahoo que contiene información de Elda. Que contiene páginas en Internet sobre Elda.

En la página web de Isla de Interior hallaremos cumplida información




HISTORIA

Los primeros indicios de asentamiento humano en la antigua Idella se remontan al Neolítico y se han encontrado en el paraje del Chopo. De épocas posteriores se han encontrado pinturas rupestres en el barranco del Gavilán, las únicas en el Vinalopó, un entierro en la sierra de la Torreta, poblados y yacimientos de la Edad de Bronce en muchas zonas del término. Los fenicios pasaron por los Altos de Cámara y el Monastil. También en el Monastil, en la sierra de Bolón y el paraje del Chorrillo dejaron impronta los íberos. Los romanos la denominaron Ello, comenzaron los cultivos organizados y el comercio y fundaron el núcleo de la actual población. Hacia 590 d.C. se instauró un episcopado visigodo del que hay restos de una basílica en El Monastil, que entonces era conocida como Ello. En el Concilio de Toledo se le reconoce el episcopado elotano. El Monastil, se encuentra en el extremo Este del monte de La Torreta se encuentra, un importante yacimiento arqueológico ibero-romano que se asienta sobre otro de la Edad del Bronce (1800-1000 a.C.). El poblado se encuentra sobre un espolón rocoso a modo de acrópolis o ciudadela desde el que se ejerce el control de las vías de comunicación y de las tierras de cultivo. La civilización ibérica aparece en este lugar en los siglos V-IV a.C. y enlaza con la dominación romana.

No es esta singladura el espacio ideal para contar la historia de Elda, hay un libro de unos treinta autores coordinados por Antonio Poveda y José Ramón Valero que tiene 600 páginas. Del periodista Antonio Navarro era el último libro de la Historia de Elda, editado por la Caja de Ahorros Provincial en 1981. Hay otro libro que se titula Elda a través de su historia de Joaquín Samper Alcázar, Universidad de Alicante, 1995.

El 13 de agosto de 1936, unos milicianos mataron en Elda al guardia civil Manuel Manresa Pamies, padre de Josefina y esposa del poeta Miguel Hernández.

Durante el último periodo de la Guerra Civil Española, en el que la provincia de Alicante fue uno de los últimos reductos en caer, Elda se convirtió en capital en funciones de la II República Española, ya que el Gobierno se refugió en Elda-Petrer semanas antes de partir al exilio. La residencia del Presidente Negrín, se situó en la finca El Poblet de Petrer, mientras que el Consejo de Ministros se celebraba en las Escuelas Nacionales de Elda. El día 9 de marzo de 1939 salió todo el gobierno republicano en cinco aviones desde un aeródromo en El Fondó de Monóvar, entre ellos Togliatti, Stefanov, La Pasionaria, Antonio Cordón, Rafael Alberti, María Teresa León...



INDUSTRIA

La industria del calzado es una de sus principales actividades económicas, cuando el dólar tosía, Elda se resfriaba. Ahora la fortaleza del euro y la competencia asiática está acabando con las exportaciones. Los primeros trabajadores del calzado tenían poca experiencia en el oficio, y los primeros zapatos no eran de mucha calidad. Un fabricante tuvo la idea de contratar a zapateros de Mahón y Almansa, ciudades con tradición zapatera, para mejorar la calidad sus zapatos. Fue tanto su éxito que hasta ganó premios en exposiciones internacionales de París y Londres. De aquí viene ese dicho de: “Elda, París, Londres”. Museo del calzado. Veamos un reportaje fotográfico de la industria del calzado CEFIRE. Lo cual supone también una importante actividad sindical. INESCOP es una organización de servicios para las industrias de calzado. Toda la labor de INESCOP está estrechamente relacionada con las empresas. Conocido actualmente como Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas, INESCOP inició sus actividades en 1971, contando en la actualidad con más de 600 empresas asociadas, situado en Polígono Industrial "Campo Alto" Aptdo. Correos 253. CO. 03600 ELDA (Alicante). TESA es el sistema estatal de ayudas de venta de calzado. Ayuda a las Pymes y Profesionales de su comunidad para incorporarse a las nuevas tecnologías por Internet. Diseños de hormas por ordenador.


NO he encontrado una relación nominal de industrias del calzado de Elda en Internet. Hay que saber el nombre de la empresa y luego buscarla por ejemplo en la Cámara de Comercio de Alicante. Si no se conoce el nombre de las empresas y lo que fabrican cómo nos vamos a poner en contacto con ellos.

En la industria del calzado no todo es bonanza, ni todo es transparente. Comenzaron pequeños talleres artesanos que adquirían las diferentes piezas del zapato (tacones, suelas, etc.) en otros talleres especializados que proporcionaban trabajo a domicilio, sobre todo a las mujeres que, con una máquina de coser en su casa, resolvían el aparado, que consiste en cosen las piezas del calzado antes de poner la suela, que suela hacer ya en la empresa con maquinarias. Esto supuso el nacimiento de lo que hoy se conoce como economía sumergida, todavía vigente y pilar en el que se ha basado esta industria durante muchos años. Luego, por lo general, estas mujeres llamadas aparadoras tiene el problema con las pensiones, que no pueden cobrarlas porque no ha cotizado. Un estudio demuestra que la inmensa mayoría de los afectados por esta situación son mujeres, sobre todo aparadoras, ya que el 70% del cortado y casi el 75% del aparado se hacen en condiciones de clandestinos, incluso las empresas legalizadas practican formas de fraude, poniendo el ejemplo de las horas extra no declaradas y el carácter rotatorio de los contractos eventuales. Ver un interesante artículo en la Voz a la Asamblea de trabajadores del Vinalopó. Hay paro, constantes despidos y desde luego inestabilidad y preocupación por parte de los trabajadores.

Por otro lado tiene la competencia Asiática tanto de calzado como manufacturas, la última que ha despedido a 30 obreros ha sido Jéssica. A finales de abril de este año 2006, hubo una manifestación de unos 10.000 trabajadores en demanda en empleos.

Las soluciones pasan por la investigación y la calidad, nuevos diseños, que lo que tú fabriques no lo pueda fabricar nadie, y esto cómo se hace. Se hace con cabeza y sin nervios.





SINGLADURA


Salí de Alicante la mañana del sábado 13 de mayo 2006, por mi camino de siempre veloz y levadizo, por la A-31, para más datos, hasta el desvío Elda-Petrer, entré a la derecha y pasé por debajo del viaducto. Nada más incorporarme a la derecha me encuentro un cartel de situación de Petrer, sin embargo sigo adelante por una amplia avenida que se llama del Mediterráneo, continué por la avenida Chapí, y aparqué, al ver el Museo del Calzado, en la llamada la plaza FICIA, donde además está el Centro Cívico Juvenil y el Hotel ACS de Elda.

Elda se cobija sumergida entre sierras y montes al refugio de los vientos en lo hondo de un escavado valle del mismo nombre, en la rota transfiguración del amable valle, situada en la cadera que conforman las vértebras, cerca de la pelvis del río Vinalopó, o, quizás sería más cierto en los meandros torturados por las piedras de los toros montes de calizas encornadas. Sudan sus calles, apenas sin ventilación, acariciadas por la sierra que la mima y le dan calor, pero un calor de pechos ardientes como un laberinto secreto del relieve circundante, montañoso como las sierras del Cid, el Caball y el Maigmó.

Aparqué en zona azul, el parquímetro no admitía monedas, era sábado por la mañana y había que pagar medio día, sin embargo no me quería cobrar, me puse en conversación con al terco aparato de los ticket, pero el parquímetro no me respondía, no me dejaba cumplir con mi obligación. Opté por darle la espalda y hacer las fotos de rigor a un bronce oscuro casi pintado entre negros y violetas. Monumento de la familia zapatera.



Mientras el hombre con mandril da martillazos al tacón de zapato, la mujer le observa y el niño en el centro con carilla de traviesa aprende el oficio. El bronce con las tres figuras se alza sobre un pedestal de mármol oscuro serpentinado, donde hay una placa con la lista de los que hicieron posible este monumento. También hay una placeta con olivos, y una torre moderna que sirve también de farola FICIA, este nombre queda por investigar. La puerta del Museo del Calzado me mostraba su cristalería cerrada, evidentemente era sábados. Desde los cristales blindados del Museo vi que dentro se mostraba la exposición de los mini cuadros de la Comparsa El Cid. Lástima que me desanimara en concursar en este certamen que parece tan fácil, y es que competir ya no me gusta, supone, a cierta edad, un esfuerzo y casi una pequeña frustración. Allí mismo se abre la cerrada puerta del Museo Etnográfico, también cerrado, por supuesto, una verdadera pena.

Luego subí por escaleras a la plaza, amplia, donde hay dos esculturas dedica a la mujer aparadora, son dos planchas de hierro oxidadas de escultor Sócrates, quiere semejar, con gran esfuerzo de imaginación dos siluetas andrógena de guitarras femeninas. "Elda a la mujer aparadoras" 23 de junio del 2004. Creo que en vez de gastarse el dinero en estos homenajes, perdona Sócrates, mejor sería mejorar las condiciones laborales, casi clandestinas de las aparadoras, como más adelante veremos.

Entré al Centro Cívico Juvenil que estaban abierto. A entrada a la derecha se muestra una placa de inauguración, que lo fue por el alcalde don Pascual Azorín Soriano el 3 de mayo de 2003. Que es su actual alcalde. Estaba abierto y entré dentro, es una zona muy iluminada, moderna, a la derecha hay una cristalera y el hall, donde había un mostrador atendido por un vigilante o bedel con gafas.

-Buenos días, estoy de vista en Elda y como es sábado y todo está cerrado, me pregunto si no tendrá un plano de Elda.

- Sí, aquí tengo uno.

Esto buscando en una cajetín y sacó uno que me servirá de guía por la ciudad.

Luego eché un vistazo somero. Me dio buena pinta, el arquitecto ha pensado en dejar un patio central con claraboya en el techo, hay que aprovechar la luz solar del nuestro Levante. Me dio la impresión que la escalera era de esas de caracol, amplias y sin escalones como la que hay en el Museo Vaticano de Roma.



Luego, tomé otra vez el coche y salí callejeando hasta encontrarme con la espalda de la iglesia, que está dedicada a la advocación de Santa Ana, por allí aparece la calle de Ortega y Gasset, los rótulos de las calles se muestran muy cuidados y con gran información debajo de los nombre, todo un detalle de civismo y ganas de informar de nuestro pasado histórico, cultural y filosófico. Aparqué en la esquina de la calle san Francisco que también es zona azul. Cuando bajé del coche, me acerqué a un kiosco de periódicos, lo atendía un hombre y una mujer.

-Tiene algún periódico editado en Elda.

-Sí tenemos Valle de Elda.

-¿Qué le debo.

-80 céntimos.

Una forma de dar testimonio de un viaje es comprar el periódico local, lo que sucede es que a mí me dieron uno con fecha del día anterior, día 12 de mayo, atrasado, es el número Año LI-número 2.472. Su numeración demuestra que no es un periódico reciente, sino la memoria de este pueblo y comarcas tienen forma de de ABC o La Razón, sin grapas, La noticia que lo encabeza es “El Colegio Santa María del Carmen consigue el sello de bronce a la calidad educativa”. No sabía que existieran esto premios tan competitivos, que incentivan el esfuerzo por la educación. Yo tengo en casa a dos profesiones, y la verdad, se quejan del bajo nivel de los alumnos y sobre todo de la mala educación y de lo sueltos que están, será por la democracia que ven en sus casas, digo yo. Por el periódico me entero de que FICIA quiere decir: Feria Internacional del Calzado e Industrias Afines, se fundó en 1960.


Iglesia de Santa Ana

Armado de cámara saqué fotos de las torres de la iglesia. La iglesia es moderna, con dos torres campanarios de influencia neoclásica, en la de izquierda se halla el reloj. Aquí puedes ver la maquinaria del reloj. Tiene un retablo que posee tallas del escultor Jerónimo Esteve Bonet. También hay que destacar la Capilla del Rosario que guarda unas pinturas del siglo XVI de Cristóbal Llorens


La plaza se llenó de gente endomingada porque se celebraba una boda, trajes y tiros largos. Entré a la iglesia, la puerta tiene el color gris azulón celestial como nubes que arden al paso del sol, todas las puertas de las iglesias de esta comarca del Vinalopó tiene el mismo color, como si el color fuera una orden episcopal. Cuando entré me sorprendió la amplitud de esta iglesia de construcción moderna. Se oía muy bien al sacerdote, empujada voz por el micrófono, y desde luego que sabía muy bien entonar cantos gregorianos y ser medianero entre la palabra de Dios y los hombres. Los novios, el futuro e inminente matrimonio estaba los dos juntos al pie del altar de las pasiones de Cristo y de la eucaristía que lo iba a unir en santo matrimonio eclesiástico. Desde aquí mis felicitaciones.

Como la forma del templo es de cruz latina, cuando uno está bajo la cúpula, que es de unas proporciones “basilicales”, uno siente escalofríos de pavor ante la grandes divinidades de los rayos solares que como un aliento pasan a través de las vidrieras y arrastran las partículas de amarillenta luminiscencia hacia el altar mayor e iluminan los santos en sus hornacinas, de por sí ya iluminados por la Gracia.


Plaza del Sagrado Corazón

Caminé por lo que se llama Plaza del Sagrado Corazón desde aquí se ven las piedras seculares de un castillo, un castillo rodeado de derribos y casas de viejas. Todo este barrio está en peligro de demolición bajo la piqueta y el pico.

La plaza del Sagrado Corazón tiene aspecto de antigua, detrás una gran palmera me tapa la vista de la iglesia, y a mi izquierda, muy cerca, crecen dos álamos (Pupulus alba), no muy grandes, sus hojas lanceoladas son verde oscuros por el haz, que no sé cuánto tiempo les queda de vida. Entre los árboles hay un banco de hierro forjado pintado en negro donde se siente un hombre medio en la faja de los años lee el periódico Información si gafas.

-Buenos días, ¿Usted sabe si se puede visitar el castillo?

-Eso son cuatro piedras, siempre está cerrado, nada hay que ver, el de Petrer sí que tienen que ver.

-Yo estuvo por aquí hace muchos años, y yo ya soy viejo (no le dije mi edad, pero con esto era suficiente bastante para entrar en conversación).

¿Ustéd es nacido en Elda?

-Bueno, yo soy nacido en Elda pero he trabajado fuera muchos años fuera. Ahí mismo –me señala un solar cercado- había un refugio en la guerra civil, y cerca de la iglesia otro. Yo he estado fuera casi veinte años, y ya me quedo en mi pueblo, porque el pueblo atrae, sabe usted.

-Además si tiene usted aquí la familia siempre es un poyo.

El hombre se levanta del banco y me orienta a seguir mi camino por el casco viejo. De despedí y pasé por la espalda de los Juzgados, y subí por la calle Luis Buñuel, hasta el final donde acaba la calle en una rotonda, y empieza la carretera. En frente hay una especie de portón abierto que tiene aspecto de haber sido una venta antigua, en los laterales de las puertas aun conserva los adoquines protectores de las ruedas de los carros ¿Esto qué era? le pregunto a un hombre de la limpieza "esto fue el matadero". Y me voy de allí. Entre por una calle donde me encontré con una bandera de la república de plástico colgada de un balcón, luego vi la calle Virtudes, y como me recordó el nombre de mi hermana, aunque ella se rebautizó como Vicky, le saqué unas fotos. La calle está cortada y no tiene salida, una verja prohíbe el paso al castillo que tiene buena pinta cuando esté abierto al público. Un gato de pelo atigrado verdoso se despereza en medio de la calle, al verme se mete por debajo de hueco de la vera y oculta de mi vista, es rápido. Veo unos derribos y unas viejas puertas plásticas, es decir, donde hay una puerta vieja hay arte, yo veo arte plástico, esta puerta desvencijada y claveteada valdría una fortuna en un museo de Nueva York, di se subasta debe valer casi tanto como un Picasso, sin embargo aquí es despreciada y le quedan unos meses de vida.



CASTILLO DE ELDA

El castillo de Elda anda en ruinas, nunca mejor dicho, “cuatro piedras” son algo, como me dijo mi guía esporádico. Fue un alcázar emplazado en un pequeño cerro junto al río Vinalopó, construido y mantenido por los almohades entre los años 1172 y 1243. La derrota almohade en la batalla de Huete (Cuenca), y el peligro del avance cristiano, llevaron al reino taifa de Murcia a favorecer la llegada de población y a fortificar enclaves estratégicos en el valle del Vinalopó, entre ellos la primitiva fortaleza de Elda, y que protegía la comunidad que iría conformando la Elda islámica, como demuestran los restos arqueológicos hallados en el núcleo histórico de la ciudad. En el tratado de Almizra o Almiçra en 1244, quedó en poder de los castellanos, más tarde por la sentencia Arbitral de Torrellas en 1304 pasó a la corona de Aragón y Valencia. Dentro del Alfoz de Alicante.

El color de la piedra es el de las cáscaras de la almendra, ahora destaca una puerta en forma de arco, se encuentra vallado y no se puede acceder al él, se halla en fase de recuperación, no como el de Monóvar que ya no tiene salvación. Este castillo tuvo ocho torres cuadras y dos circulares con matacanes, en un lateral se hallaba la puerta principal, rodeado por un merlón y cerco amurallado, donde aún se aprecia la barbacana. Estudios y exposiciones realizadas por don Teófilo Rico Verdú, tratan de impulsar actuaciones que permitan conocer y recuperar este enclave. Protegido por Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. El casco viejo lo están derribando, deberían de seguir el ejemplo de Petrer, su hermano siamés, que lo conserva. Se está destruyendo ante los ojos pasivos de los eldenses, un crimen irreparable.

Estación Elda-Petrer

Bajando por calle León porque esto de caminar no es lo mío, llego hasta la Plaza del Constitución donde se encuentra el Ayuntamiento. El Ayuntamiento tiene 25 concejales y lo gobierna el PSOE. Tiene una página web, le faltan datos históricos y personajes ilustres. Como tenía la puerta abierta entré para preguntar si había Oficina de Información y Turismo, en una ventanilla a la derecha me dijeron que no, y me acerqué al Retén de la Policía Local que está a la derecha.

-Buenos días. ¿Estoy haciendo turismo y me gustaría tener algún catálogo con información de Elda?

-Si le vale un plano de Elda y Petrer, aquí tenemos uno. Hay están las fiestas de moros y cristianos en Petrer.

-Gracias intentaré acercarme –les dije que a lo mejor me acercaba, a mí esto de estar de pie viendo pasar a los fogueret y las comparsa con sus ricos trajes de seca, su raras e imposibles espadas, sus plumas y sus puros interminables me gusta un ratito, pero cansa la bipedestación.

Luego llegó la hora de un refrigerio y allí cerca, por un callejón sin aceras, hacia la iglesia aparece casi en un rincón como una tienda de souvenir la cafetería pastelería Santa Ana, subí unos escalones y entré dentro, pero me encontré a gente vestidos la boda que estaban tomando café, toda las mesas y sillas ocupadas, Así que pedí un descafeinado con leche de sobre y una pasta de tarta de manzana, y me lo tomé en la barra, me costó 2.60 euros. Lo atendía un joven camarero casi rapado, también a los clientes un hombre y una mujer metidos cada uno en los sesenta.

Lugo paseé por la calle de Colón, y a los diez minutos tomé el coche, y bajé por el Paseo de Las Arenas, hasta cruzar un puente sobre el río Vinalopó, que lleva un riachuelo de agua encauzada. Subí hasta la estación de Renfe Elda-Petrer, una estación grande e importante, dando todavía paran todos los trenes de Alicante a Madrid. Esto es un barrio dejado de la mano, con casas de planta baja, con nombres de calles de regiones españoleas: Cataluña, Extremadura, Vizcaya, Andalucía que es mejor parar, porque esto es un barrio antiguo, que debió ser de ferroviarios y está el Tanatorio. En la loma al norte, entre pinos, está Alto Laiglesia, que no tiene iglesias ni ermita. Di la vuelta y bajé otra vez hacia el centro de Elda. Nada más pasar por debajo de "ferroducto" y torcer a la derecha se los cerros, altos, fuertes, grandiosos, campeón de piedras como el Cid, me tuve que parar para verlo con más detalles, dejé el coche en una parada de autobús. Desde allí se ven los tejados con sus chimeneas y sus antenas de televisión. No quiero equivocarme pero creo que se llama la Peña El Cid por El Cid Campeador que conquistó Valencia. Su silueta semeja un gran montera, recortados a cuchillo por los bordes relamidos, tajos de, por lo menos, doscientos metros de caída, es como un tronco piramidal de base circular, un peñascal enorme, cerrado, como eso que se ven en el Amazonas donde también debe haber un mundo perdido.

Entré de nuevo en la ciudad y estuve callejeando, porque el aparcamiento es casi sagrado, quien coge uno lo besa, lo adora y se hace devoto de él. Llegué hasta La Plaza Mayor, peatonal, con sus edificios modernistas y sus arcadas amplias, torre con reloj, sus farolas son modernistas también idénticas a las que hay en la plaza de La Sala en Monóvar, de cuatro brazos y de cinco farolas. Debe ser del mismo fabricante. Cerca está la Plaza Sagasta, por allí anda la Casa de la Cultura con el Museo Arqueológico; y poco más arriba el gran parque que lleva el nombre de Castelar, no se puede aparcar porque es sábado y día de mercadillo, además está el nuevo Mercado Central con Parking subterráneo. Subo y entro por calle Pablo Picasso para dar la vuelta y, con suerte, encuentro un aparcamiento en zona azul. Aquí se eleva un gran monumento al que fue presidente en la I República, a don Emilio Castelar y Ripoll, al que le vemos en bronce magnífico con casaca, el brazo derecho levantado y un mamotreto en la mano derecha, el obelisco es cuadrangular y en cada frente muestra símbolos del trabajo, detrás hay una escultura clásica en honor a Demóstenes y Cicerón, recordando a los oradores clásicos, y delante, en el pedestal una placa que alude al I Centenario del nacimiento de Castelar, 7 de septiembre de 1932, es decir, que se erigió en plena II República, lo que es un homenaje a aquel último presidente de la I República. El escultor es F. del Pilar y el constructor J. Segorb. En frente de Castelar, aparece, dentro de una fuerte lo que se llamaría "EL León de Castelar", manso como un león de las Cortes que mira y oye atento a su domador Castelar, que haciendo uso de la imaginación surrealista parece comos si don Emilia tuviera en la mano derecha un látigo, el látigo con que los oradores azotan con palabras a los oyente. Detrás del león se halla un busto de un tal don José Martínez González, un personaje pero yo no sé quien era. Se llegar a la cabeza del león una paloma, una paloma valiente que no tiene miedo a la selva. Aunque don Emilio nació en Cádiz su familia era eldense. Gran orador y barroco escritor. La figura intelectual y política es impresionante. Azorín escribió De Granada a castelar, Madrid R.Caro 1922. Los biógrafos de don Emilio son incontables, ver este reseña. Los pinos se elevan con atletas figuras y los ficus de la india muestran, testigos verdes, su terrible red de ramas en júbilo y alegría del paisaje pinoso, que me recuerda que estamos en un lugar de casi de culto para los eldenses, al fondo, el auditorio construido en 1981.

Luego subí por la calle dedica al filósofo español Jaime Balmes, autor de El Criterio, hasta encontrarme un semáforo con la confluencia de la Avda de Madrid. Aquí se muestra un poste de turismo que anuncia Petrer, sin darnos cuenta, la otra acera es Petrer, si continuara por la calle Balmés me encontraría que cambia de nombre ya pasa a llamarse Avenida de Elda. Esto de pasear por dos pueblos a la vez te produce una extraña sensación de abeja, es decir que vas de flor en flor sin que nadie te diga nada.

Tomé a la izquierda buscando la salida a Alicante, donde se ven casa protegidas, de poco coste. Tras un laberinto de calles y avenidas. Pasé de nuevo por el cañizales de y carrizales del Vinalopó, la autovía se me hace visible, desde donde se veía un gran cartel graffiti en el talud de la carretera que dice: “No al plan eólico”, y un poco más adelante, hacia Alicante, el castillo de Petrer, pero esta visita debe quedar para otro viaje. Desde luego que aquí no quieren aerogeneradores que hay en casi toda La Mancha, es paisaje y el medio ambiente por encima de la energía, porque los parques eólicos se conviertes en lugares con carriles que aumentan el tráfico y las consecuentes perjuicios para el medio ambiente.


Hijos ilustres de Elda-Petrer son:

*

Pedrito Rico (cantante)
*

Juan Rico y Amat (escritor)
*

Juan Sempere y Guarinos (jurista)
*

Evelio Esteve (tenor de fama internacional)
*

Antonio Gades (coreógrafo y bailarín)
*

Ana María Sánchez (soprano)
*

Antonio Porpetta (poeta)
*

Elia Barceló (escritora)
*

Pedro Maestre(escritor)
*

Juan Senent (trabaja en la NASA)


Fiesta de Moros y cristianos en Elda



........................
Para internautas ociosos:
contacto, sexo gratis, amigas, mamalandia,desnudos femeninos, gargantas profunda...

3 comentarios:

  1. Muy buen post. Para un eldense encontrar éstas impresiones sobre sus dos patrias es un placer. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buen post, Ramón, en efecto.

    Me gustaría comentar también a todos los lectores que toda la información de Petrer (noticias, reportajes, vídeos, mundo natural, opinión, retrospectivas, imágenes y fotografías, etc.) en www.petreraldia.com

    Espero que os guste.

    ResponderEliminar
  3. Ahora estoy tratando de montar videos de viaje. he hecho el de Orito

    ResponderEliminar